Visita de Científicos del CONICET: Una Lección sobre la Megafauna Prehistórica de Corrientes

En el marco del proyecto educativo "Conociendo Corrientes hace Millones de Años", el Colegio Informático "San Juan de Vera" recibió la visita de un grupo de científicos antropólogos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Esta enriquecedora experiencia permitió a los estudiantes aprender de primera mano sobre la megafauna prehistórica que habitó nuestra región y conocer cómo se realiza el trabajo de campo en el yacimiento paleontológico de Toropí.

Los científicos, ofrecieron una charla interactiva en las salitas del Nivel Inicial, donde presentaron fascinantes datos sobre la megafauna que habitó Corrientes hace millones de años. Con apoyo de ilustraciones, fósiles y bibliografía, los pequeños pudieron conocer a gigantes como el megaterio, el gliptodonte y el smilodon, entre otros.

Uno de los momentos más emocionantes fue cuando los científicos compartieron detalles de su trabajo de campo en el yacimiento de Toropí. A través de un cajón de arena con fósiles enterrados, mostraron cómo se realiza la excavación de fósiles, desde el uso de herramientas especializadas hasta los cuidados necesarios para preservar los hallazgos.

Además de la charla, los alumnos tuvieron la oportunidad de manipular réplicas de fósiles, realizar simulaciones de excavaciones y aprender técnicas básicas de identificación de restos óseos. La experiencia fue altamente interactiva y educativa, despertando gran interés y curiosidad entre los participantes.

El proyecto "Conociendo Corrientes hace Millones de Años" busca no solo informar, sino también despertar vocaciones científicas entre los más pequeños del Colegio. La visita de los antropólogos del CONICET fue un éxito rotundo en este sentido, logrando captar la atención de los estudiantes y motivándolos a explorar el mundo de la paleontología.

La visita de los científicos del CONICET al Colegio Informático no solo fue una clase magistral sobre la prehistoria de Corrientes, sino también una ventana abierta al apasionante mundo de la ciencia, demostrando una vez más que el aprendizaje va más allá de los libros y las aulas, y que el contacto directo con expertos puede transformar la curiosidad en verdadera pasión por el conocimiento.

 


Acto 9 de julio: Día de la Independencia

La Plaza 25 de Mayo se llenó de patriotismo y alegría durante la tarde del 8 de julio, cuando el Colegio Informático "San Juan de Vera" celebró un emotivo acto en conmemoración del Día de la Independencia. Con la participación de los tres niveles educativos, los estudiantes ofrecieron una serie de bailes y cantos que rindieron homenaje a nuestra historia y cultura.

El evento comenzó puntualmente a las 15 horas con el desfile de los alumnos desde las puertas del Colegio hasta las inmediaciones de la plaza. Seguidamente, se presentó la entrada de las banderas de ceremonia, portadas con orgullo por alumnos destacados de la institución.

El acto continuó con una serie de presentaciones artísticas que reflejaron la diversidad y riqueza cultural de nuestro país. Los más pequeños del Nivel Inicial fueron los encargados de abrir el espectáculo con una colorida y alegre canción. Sus risas y movimientos llenaron de energía y ternura la plaza, recibiendo una ovación del público.

Luego, los estudiantes del Taller de Rítmica sorprendieron con una muestra artística representando la libertad de nuestro país, haciendo vibrar a los presentes con las canciones.

La jornada culminó con un vibrante baile de un Pericón Nacional a cargo de los alumnos de 6to año del Nivel Secundario. Los jóvenes demostraron su talento y creatividad, destacándose por la sincronización y el dinamismo de sus coreografías.

Al finalizar las presentaciones, todos los participantes se unieron en un emotivo abrazo simbólico, celebrando juntos el espíritu de independencia y libertad que caracteriza al pueblo argentino.

El acto del 9 de julio del Colegio Informático "San Juan de Vera" no solo fue una celebración de la independencia, sino también una muestra de cómo la educación puede ser un vehículo para transmitir valores y tradiciones. La comunidad educativa, una vez más, demostró su compromiso con la historia y el futuro de nuestra nación, renovando el orgullo y la esperanza en las nuevas generaciones.


Feria de Ciencias

El Colegio Informático se vistió de ciencia, innovación y creatividad con la celebración de su esperada Feria de Ciencias, un evento que reunió a estudiantes de los tres niveles educativos: Inicial, Primario y Secundario. Los proyectos presentados reflejaron el entusiasmo y el esfuerzo de los jóvenes investigadores, así como el compromiso de la institución en fomentar el conocimiento y la curiosidad científica.

La jornada comenzó con la exposición de los proyectos del Nivel Inicial, donde los más pequeños sorprendieron con dos propuestas llenas de imaginación y aprendizaje. "Abriendo Miradas" invitó a los asistentes a explorar el mundo a través de los ojos de los niños, destacando la importancia de la observación y la curiosidad. Por otro lado, "Corrientes hace Miles de Años: Viajando al Pasado con Nuestros Gigantes" llevó a los visitantes a un fascinante viaje temporal, explorando la rica historia y la fauna prehistórica de la región.

El Nivel Primario desplegó una amplia variedad de proyectos, cada uno con su propio enfoque educativo y creativo. "Señas que Enseñan, Señas que Dejan una Huella en el Corazón" abordó la inclusión a través del lenguaje de señas, mientras que "Pequeños Turistas en China" ofreció una colorida exploración de la cultura y las tradiciones chinas. "Los Héroes de las Multiplicaciones" y "Figuras en Movimiento" destacaron por su enfoque en las matemáticas de manera lúdica y visual. Además, "Gimnasia Cerebral", "Numerolandia" y "Diseñando para Aprender" presentaron innovadoras formas de fortalecer habilidades cognitivas y creativas. "Y si le Damos Otra Oportunidad" y "Creando Sonidos" invitaron a reflexionar sobre la sostenibilidad y la música, respectivamente, demostrando que el aprendizaje puede ser tanto significativo como divertido.

Los estudiantes del Nivel Secundario no se quedaron atrás, presentando proyectos de alta complejidad y relevancia social. "Más Allá del Diagnóstico… Entendiendo el Trastorno del Espectro Autista" ofreció una mirada profunda y empática sobre el autismo, mientras que "Pueblos Originarios. Los Guaraníes" exploró la rica herencia cultural de los pueblos indígenas. "Tamati SRL" y "Javart SRL" mostraron el espíritu emprendedor de los jóvenes, presentando ideas de negocio innovadoras. "Pirakutu" y "Hopn" demostraron soluciones tecnológicas y sostenibles, y "El Legado de Ana Frank" recordó la importancia de la memoria histórica y los derechos humanos. Finalmente, "In-Mente" abordó temas de salud mental, subrayando la relevancia del bienestar psicológico en la sociedad actual.

La directora del colegio, Sofía Lorenzo, expresó su orgullo por el compromiso y la creatividad de los estudiantes. "Cada uno de estos proyectos es el resultado de horas de trabajo, investigación y colaboración. La Feria de Ciencias no solo es una oportunidad para mostrar lo aprendido, sino también para inspirar a toda la comunidad educativa a seguir explorando y aprendiendo", afirmó Lorenzo.

El verdadero éxito del evento residió en el entusiasmo y la dedicación de todos los participantes, quienes demostraron que la educación es un viaje continuo de descubrimiento y crecimiento. La comunidad educativa ya espera con ansias la próxima edición de esta feria, convencida de que seguirá siendo un espacio vital para el desarrollo del conocimiento y la innovación.

 


Jornada de Concientización sobre la Educación Vial

El día jueves 10 de junio se llevó a cabo una significativa jornada de concientización sobre la educación vial en nuestra comunidad, donde los protagonistas fueron los niños del nivel inicial y los primeros años del nivel primario. El evento, organizado por la Municipalidad de Corrientes y la Subsecretaría de Seguridad Vial, tuvo como objetivo inculcar en los más pequeños la importancia de respetar las normas de tránsito para garantizar su seguridad y la de los demás.

Desde tempranas horas de la mañana, la Plaza 25 de Mayo de la ciudad se llenó de risas y curiosidad infantil. Los niños, acompañados por sus maestros, participaron en diversas actividades lúdicas y educativas diseñadas especialmente para ellos. Entre juegos de memoria sobre señales de tránsito, cuentos interactivos y recorridos por un circuito vial en miniatura, los pequeños aprendieron de manera divertida y práctica las reglas básicas de la seguridad vial.

Por su parte, los docentes involucrados en la actividad manifestaron su satisfacción con los resultados de la jornada. "Los niños no solo se divirtieron, sino que también adquirieron conocimientos valiosos que pueden aplicar en su vida diaria. Ver cómo internalizan estas enseñanzas de forma natural es sumamente gratificante".

La jornada de concientización sobre la educación vial demostró que la enseñanza de valores y normas de convivencia puede ser una experiencia enriquecedora y divertida, especialmente cuando se trata de preparar a las futuras generaciones para enfrentar los desafíos de la vida cotidiana con responsabilidad y conciencia.

 


Visita a Casa Iberá

En el mes de mayo, los pequeños del Nivel Inicial del Colegio Informático San Juan de Vera vivieron una emocionante experiencia educativa con su visita a Casa Iberá, como parte del Proyecto “Conocemos acerca del Iberá”. Esta actividad, diseñada para acercar a los niños a la rica biodiversidad y cultura del Iberá, combinó aprendizaje y diversión en un entorno natural y estimulante.

La jornada comenzó temprano por la mañana, cuando los niños, acompañados por sus docentes abordaron el transporte escolar lleno de entusiasmo y curiosidad. Al llegar a Casa Iberá, fueron recibidos por un guía especializado que los introdujo en el fascinante mundo de los esteros del Iberá a través de una charla interactiva adaptada a su edad.

Uno de los momentos más destacados fue la visita al centro de interpretación, donde los niños pudieron tocar muestras de pieles de animales, plumas y semillas, y ver maquetas de los ecosistemas del Iberá. La interacción con estos elementos tangibles les permitió comprender mejor los conceptos aprendidos y conectar de manera más profunda con el tema.

La visita a Casa Iberá no solo fue una enriquecedora salida educativa, sino también una oportunidad para que los niños desarrollaran su conciencia ambiental y su amor por la naturaleza. Esta actividad, enmarcada en el Proyecto “Conocemos acerca del Iberá”, dejó una huella imborrable en los pequeños del Nivel Inicial del Colegio Informático San Juan de Vera, motivándolos a cuidar y valorar el entorno natural desde una edad temprana.


Día Internacional del Libro

En un día marcado por la magia de las palabras y la celebración de la literatura, los pasillos de la escuela resonaron con risas y cuentos. En honor al Día Internacional del Libro, los niños del Nivel Inicial recibieron una visita muy especial: sus abuelos, portadores de historias y sabiduría, quienes les regalaron el regalo más preciado de todos: el amor por la lectura. Con ojos brillantes y corazones rebosantes de alegría, los pequeños se acurrucaron junto a sus seres queridos mientras estos les deleitaban con cuentos clásicos y maravillosos. En este encuentro intergeneracional, no solo se compartieron historias, sino también valores familiares y la importancia de preservar el legado de la literatura a lo largo de las generaciones.

Mientras tanto, en las aulas de Sexto grado, se llevaba a cabo una celebración literaria de otro calibre. Los estudiantes, en un espíritu de camaradería y creatividad, realizaron un Café Literario en honor al día de las letras. La Casa Martínez, renombrada por su rica historia cultural, abrió sus puertas a estos jóvenes ávidos de conocimiento, quienes se sumergieron en un festín para los sentidos. Los estudiantes participaron en una serie de actividades diseñadas para celebrar la belleza de las palabras. "Es importante celebrar el Día Internacional del Libro no solo como un evento cultural, sino como una oportunidad para fomentar el amor por la lectura y el intercambio de ideas", comentó la directora de la escuela, destacando el valor de estas iniciativas en la formación integral de los estudiantes.

En un mundo cada vez más dominado por la tecnología, la celebración de la literatura sigue siendo un faro de luz que guía a las generaciones futuras hacia la exploración del conocimiento y la comprensión del mundo que los rodea. En este día tan especial, el colegio se convirtió en un santuario de la imaginación, donde jóvenes y mayores se unieron en un viaje a través de las páginas de la historia y los mundos de la fantasía.

 


Los pequeños agricultores del conocimiento

En las fértiles tierras de la educación temprana, los niños del nivel inicial del Colegio Informático "San Juan de Vera" han emprendido un viaje hacia el corazón mismo de la naturaleza. Con manos ansiosas y mentes curiosas, estos pequeños agricultores han transformado un rincón de su entorno educativo en una próspera huerta, sembrando no solo semillas, sino también semillas de conocimiento y admiración por el mundo natural que los rodea.

Inspirados por la convicción de que es esencial que los niños interactúen con la naturaleza desde una edad temprana, el equipo docente ha encabezado este proyecto, fundamentado en la premisa de que la familiaridad y el respeto por el medio ambiente son esenciales para un desarrollo integral. Al cultivar la tierra, los jóvenes aprendices no solo están profundizando en sus conocimientos previos, sino que también están adquiriendo nuevos saberes sobre la diversidad biológica, los ciclos de la vida y el uso sostenible de los recursos naturales. "Conocer el ambiente implica conocer la diversidad de seres y elementos que lo componen, respetando las manifestaciones de vida", señalan las docentes, destacando la importancia de que los niños se conviertan en guardianes responsables de nuestro planeta desde una edad temprana.

La huerta, además de ser un aula al aire libre, se ha convertido en un laboratorio viviente donde los estudiantes pueden observar, explorar y cuestionar los misterios de la naturaleza, fomentando así su capacidad de asombro y descubrimiento. Durante el mes de marzo, los niños recibieron la visita de una mamá, quien colaboró en la enseñanza de la huerta y afianzó lo que se venía trabajando. Los niños estuvieron muy atentos y hasta hicieron sus propias preguntas. Además aguardaron ansiosos las sugerencias de la especialista para el buen cuidado de la huerta y como implementarla paso a paso. Pero más allá de las lecciones sobre la germinación de las semillas o el ciclo de vida de las plantas, la huerta también ha cultivado valores fundamentales en los niños.

El trabajo en equipo, la escucha activa, la cooperación y el respeto por el trabajo de los demás son habilidades que florecen entre las hileras de vegetales. "Aprendemos juntos, crecemos juntos", declara uno de los pequeños agricultores, ilustrando cómo el cultivo de la tierra ha fortalecido los lazos entre los estudiantes y los ha convertido en una comunidad unida por su amor compartido por la naturaleza.

Con cada cosecha, los niños del nivel inicial están cosechando mucho más que verduras y frutas; están cultivando una conexión profunda con el mundo que los rodea y sembrando las semillas de un futuro más consciente y sostenible para todos. En esta pequeña huerta escolar, el conocimiento florece, las amistades se arraigan y el amor por la naturaleza crece más alto que cualquier girasol en primavera.